como calentar la voz

Ejercicios para calentar la voz

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Todos aquellos que deben esforzar la voz en su jornada laboral, deben protegerla y una manera es calentar antes de comenzar.

Es evidente que el trabajador docente es el primero en quien pensamos cuando hablamos de voz, pero también oradores, médicos o policías son sectores cuyo desarrollo de funciones implica un uso de la voz continuado o en ambientes desfavorables (con mucho ruido, sin control atmosférico, etc.)

Estos ejercicios no solo mejoran la voz, también relajan y aumentan la concentración. Además, son bastante discretos, con lo que pueden realizarse en cualquier momento sin llamar la atención. 

Estiramientos

Con los pies separados, alineados con la cadera y las rodillas ligeramente flexionadas, dirigimos el coxis hacia delante y levantamos los brazos al techo, nos agarramos una muñeca con la otra mano y tiramos de ella hacia arriba. Repetimos cambiando de mano. Repetimos tres veces para estirar los músculos intercostales y ayudar al diafragma a relajarse.

Ahora masajeamos nuestro cuello, zona de los trapecios y hombros para ablandar la musculatura. Pasamos el brazo por encima de la cabeza y colocamos la palma de la mano sobre la oreja, tirando con suavidad de la cabeza, estirando bien toda la musculatura. 

Relajación facial

Con la lengua, presionamos las paredes de la boca tan extensa y fuertemente como podamos. Después nos pellizcamos pómulos y mejillas, la zona del arco ciliar y tira de las orejas. Repite dos o tres veces. 

Una vez acabado ponemos la lengua afuera, estiramos hacia abajo y adelante, esperamos 15 segundos y relajamos dentro. Lo mismo hacia los laterales.

Calentar el diafragma

Pies separados a la altura de las caderas, coxis adelantado, rodillas ligeramente flexionadas, inspiramos en respiración completa y expulsamos el aire con mucha presión con la boca casi cerrada, mientras controlamos con las manos la cantidad de aire que se emite desde el abdomen. Esta práctica ayuda a gestionar el aire que empleamos al hablar. 

Calentar las cuerdas vocales

  • Moveremos la mandíbula a derecha e izquierda diciendo “a” sin sacar la lengua.
  • Abrir la boca despacio con la lengua aplanada y cerrarla rápido y luego al revés.
  • Suspirando, emitimos el sonido de las vocales sin hablar. 
  • Abriendo mucho la boca, movemos la lengua, y a la vez decimos “a”.
  • Movimiento lento de la cabeza a derecha e izquierda diciendo “a”.

Provincia ART ofrece material descargable gratuito acerca del uso de la voz. Para acceder, hacé click aquí

Artículos Relacionados