protocolos de seguridad profesionales y clientes en servicios de peluquería y estética

Protocolos de seguridad COVID19 en peluquerías y servicios de estética

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Kits de trabajo exclusivos y pantalla facial para profesionales, citas previas, sin salas de espera con revistas ni café, distancia social, tapabocas obligatorio, entre otras medidas

Mantener una buena imagen personal es uno de los aspectos que nos pueden ayudar, incluso a nivel emocional, en esta pandemia. El autocuidado se ha mostrado como uno de los valores en alza de la COVID-19 y en él también tiene cabida el corte de pelo, los tratamientos y servicios de esteticistas, la depilación, la manicura o la pedicura. Son servicios prestados por profesionales que en la actual situación de pandemia, requieren de un protocolo de procedimientos, recepción y atención de clientes y, por supuesto, de prevención para la seguridad y salud de los propios profesionales.

Medidas para los clientes

La mascarilla o tapabocas, la cita previa y la puntualidad son imprescindibles por parte del cliente. Se evita el tiempo de espera en sala. Como medidas de higiene para el cliente contará con gel hidroalcohólico para limpiar sus manos, se le pueden facilitar elementos para la desinfección del calzado. Las capas, batas y toallas deberán ser de materiales desechables. Si son reutilizables tiene que haber sido lavadas con agua y detergente a una temperatura de entre 60°C y 90°C. Por supuesto, deben estar ya bien secas para el servicio.

El cliente no puede quitarse el tapabocas y si por razones de espacio es posible atender a más de una persona hay que respetar, siempre, la distancia de seguridad de 1,5 metros entre sí. En Buenos Aires, por ejemplo, podrá haber un cliente cada 15 metros cuadrados si el espacio lo permite.

Protocolo para los profesionales

Todas las herramientas de trabajo deberán ser de uso exclusivo y tienen que ser sanitizadas tras atender a cada cliente. Los elementos que puedan ser desechables y de un solo uso serán prioritarios frente a los reutilizables. La ropa y calzado de trabajo debe ser de uso exclusivo en el local. Se lavará cada día con agua y detergente a entre 60°C y 90°C y cada día de trabajo se usará una muda limpia e higienizada.

Los profesionales deberán, además de llevar tapabocas, protegerse con máscara o pantalla facial como seguridad “extra”. Por supuesto, estos elementos son de uso individual y deben ser sanitizados con regularidad a lo largo del día o desechables. No es posible usar bandoleras para el instrumental.

Antes de usar y aplicar champús, mascarillas o geles el profesional deberá lavarse las manos y usar espátulas o métodos que le permitan abrir un tarro o un tubo sin tener que tocarlos con las manos si es que no puede llevar guantes de protección.

Salones de estética, manicura y pedicura

En los salones de estética y depilación, el profesional además de tapabocas tiene que llevar máscara facial. La ropa y calzado de trabajo debe ser de uso exclusivo en el local. Se lavará cada día y cada día de trabajo se usará una muda limpia y sanitizada. La ropa de calle debe ser guardada en una taquilla o un elemento hermético, al llegar al centro.

  • El trabajador tiene que contar con un box designado que solo usará él o ella y tiene que estar separado 5 metros de otros boxes. En cada espacio de trabajo o box el profesional debe contar con todos los recursos de higiene y desinfección para limpiar entre cliente y cliente: cubo de basura específico para desechar guantes y otros residuos.
  • Las camillas deberán tener un cobertor higienizado con alcohol al 70% antes de cada sesión.
  • Para realizar una depilación o tratamiento en el rostro el cliente tiene que esperar a que se coloque una barrera de protección antes de poder quitarse la protección de higiene respiratoria que le presta la mascarilla. Si tiene que quitarse la ropa en el centro le facilitarán una bolsa plástica para que pueda guardarla.
  • La depilación tiene que ejecutarse con cera que pueda sacarse con papel. Las paletas para aplicarla tienen que ser de un solo uso. Para los tratamientos faciales y corporales, el profesional, antes de usar cremas o productos cosméticos deben lavarse las manos y emplear espátulas o métodos que le permitan abrir un tarro o un tubo sin tener que tocarlos con las manos y en caso de que no pueda usar guantes de protección.
  • Durante los servicios en mesa, como la manicura, solo puede haber contacto con las manos. En la superficie del mueble, que será desinfectada tras atender a cada cliente, solo pueden estar  los materiales necesarios para el servicio que serán desinfectados con una solución de lavandina al 10% o productos específicos para realizar la higienización, siempre, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Artículos Relacionados